Mi primer tratamiento ICSI

¡Hola de nuevo!

A cada una de nosotras nos personalizan los tratamientos adaptándolos a nuestras necesidades, pero una cosa está clara: cuando te enfrentas por primera vez a una FIV o ICSI, se nos plantean muchas dudas sobre cómo será todo… ¿cuántas veces me tendré que pinchar? ¿cómo me sentiré? ¿cuánto cuesta la medicación? y un sin fín de innumerables preguntas a las que acabamos buscando respuestas.

El pasado mes de julio pasé por una ICSI y actualmente estoy medicándome para una segunda por lo que, para quien le pueda servir, en este blog voy a explicar todo el primer tratamiento.

Lo primero, contaros que tengo SOP y migrañas con aura, por este motivo nunca he podido tomar nada hormonal y mi marido astenooligozoospermia (bichitos vaguetes, escasos y un poco feillos)

En las dos clínicas que consultamos (IVI y Ruber) nos dieron la misma solución: ir directamente a ICSI, pero por mi hormona antimulleriana taaaaaaan elevada (17 ng/ml), tendrían que darme una dosis muy bajita.

Los días previos a la toma de decisión de a qué clínica íbamos a hacer el tratamiento estuve realmente nerviosa, pero en el momento que me bajó la regla y tuve que llamar para pedir la primera cita, lo tuve claro y “me relajé”

En esta primera consulta vieron que tenía 29 folículos en el ovario derecho y 31 en el izquierdo y la dosis que me mandaron fue de 112,5 de Menopur, cada día, a las 21:00 de la noche.

Como me gusta tener todo bajo control, le pedí a mi marido que me hiciese una tabla en excel (él disfruta haciendo cosas de estas) para ir apuntando la dosis, el lado en el que me tocaba pincharme, el peso (me preocupaba/preocupa en exceso sufrir una hiperestimulación) y comentarios sobre las revisiones y mis sensaciones físicas. Pongo una imagen por si también os sirve a vosotras:

tabla-icsi

El tratamiento transcurrió tranquilo, no tuve ninguna reacción a los medicamentos, ni ningún dolor de cabeza. Sólo en los días previos y posteriores a la punción me sentía hinchada y tenía molestias en los ovarios, pero eran totalmente soportables.

De la punción ni me enteré por la sedación y si lo pasé un poco “regular” fue en la transferencia que tuve que esperar media hora de más y con la vejiga tan llena me resultó desagradable que me apretaran con el ecógrafo tan fuerte, pero no fue dolor, sólo una sensación extraña que hizo que el momento no fuera tan idílico como me imaginaba.

Mi peor momento fue el día siguiente al resultado de la Beta (nuestro primer y espero que último negativo) donde tras suspender desde el día anterior todo el tratamiento hormonal, mi cuerpo necesitó desahogarse y no podía parar de llorar. Ese mismo día me bajó la regla y al día siguiente volví a sonreir y a pensar en positivo.

Ahora llevo dos semanas pinchándome Decapeptyl (esta vez han optado por un ciclo largo) y hoy me ha bajado la regla, así que el lunes tengo que acudir a consulta a ver qué dosis de menopur me mandan esta vez.

¿Vosotras qué tal lleváis los tratamientos?

Os dejo mi email por si queréis que explique el motivo de mi decisión por una de las dos clínicas que os he comentado o para cualquier otra cosa en la que os pueda ayudar o detallar: minuevomundo_2016@hotmail.com

¡Muchos besos LUCHADORAS!