Un poquito de mí

Cuando abrí este blog lo hice pensando en plasmar todo lo nuevo que pretendo vivir, los pequeños pasos que voy dando hacia la creación de proyectos, las ganas de superar miedos, propósitos nuevos… Una especie de recordatorio de lo que sueño, de lo que confío hacer, de lo que quiero… porque a veces lo olvido. Y no es por desidia, ni por desgana, sólo que la vida me va envolviendo en otras cosas y al final el tiempo se me escapa sin darme cuenta y siento que lo importante se esfuma y siempre acabo arrepintiéndome de no haberlo aprovechado.

Algo sobre mi… madrileña e hija de unos padres andaluces maravillosos, la hermana pequeña de una persona con un corazón enorme, la mujer del amor de mi vida y la amiga que siempre intenta estar ahí. Esta soy yo en esencia con muchas virtudes y el triple de defectos.

Durante años he buscado la perfección en todo lo que envolvía a mi vida, llenándome de estrés y “complicándome” para lograr unos objetivos tan utópicos.

Ahora estoy cambiando e intento que cada día la versión de mi misma me guste más. Estoy probando a pasar de ser políticamente correcta a mostrar mi malestar si algo no me parece bien y a no sentirme tan mal después de hacerlo, a poner límites, a decir adiós a gente que no aporta nada a mi vida, a disfrutar de tardes de sofá y manta sin pensar en todo lo que queda por hacer, a que el trabajo no me absorba, a pensar en otras prioridades… las que de verdad son importantes.

Todo esto no está siendo un cambio fácil. Son pequeños pasos que voy dando hacia la aceptación de mis limitaciones y el saber que no siempre puedo llegar a todo, que hay cosas que no puedo controlar, que los miedos se superan enfrentándose a ellos y que quiero vivir más experiencias que las que la rutina me tiene preparadas.

Y aquí estoy… buscando nuevas maneras de sonreír a la vida.

Laura Rosemary